Buscar este blog

viernes, 23 de mayo de 2014

Debate: ¿dejaríais de trabajar para cuidar de vuestros hijos?

Este debate va dirigido tanto a madres como a padres.
En la sociedad en la que vivimos se hace difícil conciliar la vida familiar con la laboral . Por tanto, a veces, se nos plantea ante nosotros el tener que elegir entre ambas. Si escogemos la familia, sabemos que no avanzáremos en nuestra vida profesional y se nos hará más costosa la vuelta. Si por el contrario lo hacemos con el trabajo, nos dejaremos cosas por el camino que no disfrutáremos con respecto ala familia. Pero, ¿cuál es la mejor opción?
Os dejo este artículo para la reflexión:
http://www.elmundo.es/yodona/2014/05/20/537b25bcca47419a388b456d.html

Y este video:
https://m.facebook.com/story.php?story_fbid=10204132292531766&id=1359270391





Y por supuesto espero vuestras reflexiones y comentarios para que todos aprendamos de todos.
¿ qué habéis escogido? ¿ qué opción os parece la mejor?¿ habéis podido conciliar?

22 comentarios:

  1. Por mi profesión se hace más fácil conciliar. Yo soy de la opinión de intentar combinar las dos cosas, si sé puede. Creo que ambas partes son importantes. Pero a veces no es lo que queramos si no lo que se pueda hacer. Me gustaría que alguien me contara su experiencia al respecto

    ResponderEliminar
  2. Todavía no tengo una experiencia real que contar pero sí que me gustaría compartir mi reflexión ahora que ya estamos buscando ser padres.
    Por un lado, mi pareja sí que tiene claro que no quiere abandonar el trabajo ni se plantea que compartamos la baja de maternidad sí podemos hacerla coincidir con el verano que no trabajo. Me ha costado mucho pero tengo que aceptar su decisión.
    Por otro lado, a mi me gustaría volver al trabajo a tiempo parcial como los últimos años. Soy profesora de FP y suelo trabajar por la tarde con lo que sería más fácil que el padre o algún familiar nos echará una mano. Mi jornada es de 14-15 horas pero me encanta mi trabajo y me aporta muchísimo. Además, ese sueldo también viene muy bien.
    El vídeo me ha emocionado pero lo veo muy idealista. Estoy leyendo "¿dónde está mi tribu?" donde Carolina dedica mucho tiempo a analizar y criticar cómo está la sociedad actual y lo falso que es la idea de conciliación hoy en día.

    ResponderEliminar
  3. Soy maestra y llevo 7 meses cuidando de 2 peques en su casa. Sus papas trabajan los 2 desde por la mañana hasta por la noche. Cuando llegué, los niños tenían muchas carencias emocionales, no controlaban esfínteres (con 4 años) y su vocabulario era pobre.
    Se puede pensar que con la crisis hay que hacer lo que se pueda y trabajar en lo que se pueda echando muchas horas, pero no es el caso, tienen todos los caprichos que quieren, van a una escuela elitista y vario personal trabajando en su casa.
    Con esto no quiero juzgar a como cada padre o madre quiere vivir su vida frente a sus hijos, pero en mi caso, ahorraría el sueldo que me están dando para que ocupasen tiempo con sus hijos.

    ResponderEliminar
  4. Es una decisión en la que interviene muchus factores, económicos y personales. yo he seguido trabajando después de la maternidad (he tenido 2 hijos). En mi caso, el trabajo fuera de casa tambien es importante, me da bastantes satisfacciones a nivel personal.... eso también revierte en casa. La conciliación es, hoy por hoy, una utopía... aunque si que es verdad que en determinados trabajos se dan más facilidades que en otros.

    ResponderEliminar
  5. Aunque yo no elegí "el no trabajar" si que es una situación que ha día de hoy vivo día tras día y me he sentido muy identificada con el vídeo. Cuando intentas volver a la vida laboral y eres madre es muy dificil,ya que son muchas las satisfacciones que tienes en casa (un beso, una atención...)pero también muchos los obstáculos que te encuentras fuera para trabajar.Que como me encuentro? Hay días que me siento orgullosa de estar en casa con mis hijos, pero hay días que se cae la casa encima. Saludos

    ResponderEliminar
  6. Hola a todos, hola Cris:

    Yo he estado dos años al cargo de mis hijos. Si bien no fue una decisión "voluntaria" sino laboral, no ha dejado de ser una experiencia amplia en el tiempo. El caso es que lo que empezó como una rutina provisional se acabó convirtiendo en el día a día.

    Que os voy a contar... mi experiencia no sé si es válida. Yo tengo un problema: tengo adicción por mis hijos. Si tengo que ir a la compra, quiero que me acompañen... si salgo a correr, quiero que vengan en bici conmigo... si tienen una función de teatro en el cole, no hay reunión en el trabajo que me la pueda hacer perder.

    Para mí, el tiempo con mis hijos es el tesoro que siempre llevaré en mi recuerdo. Como les digo a mis amigos, yo nunca me acordaré de las reuniones de trabajo que tantas horas me han quitado de mi vida familiar, sino de los ratos con mis pimpollos.

    Por eso en mi pirámide de Maslow de necesidades a satisfacer, mis hijos están en el vértice. Soy consciente de que los ratos que comparto con ellos son únicos. Soy consciente de que a medida que crecen, los ratos son cada vez menores por su mayor independencia. Soy consciente de que al crecer, vas chocando con actitudes que deterioran un poco esa magia que existe entre padres e hijos. Por eso, cada día con ellos es un regalo, al menos para mí.

    Cuando empecé a buscarles al colegio por la tarde (por la mañana siempre les llevaba) me di cuenta de que estaba duplicando el tiempo que pasaba con ellos, y llegamos al caso de que ellos mismos se extrañaban si un día no iba a recogerles. Me di cuenta de que cerraba el círculo de lo que hablábamos por la mañana y lo que me contaban por la tarde, en vez de llegar cansado a casa y sin apenas tiempo ni de preguntarles que tal habían pasado el día.

    Para mi el trabajo es una manera de ganarme la vida. Siempre lo será, me aporta compañeros con los que merece la pena estar y me aporta sustento económico. Pero ni los billetes ni mis jefes me vendrán a ver cuando la edad reclame la compañía y el cariño que todos queremos tener a nuestro alrededor.

    ¿Dejaría mi actividad para cuidar de mis hijos? Si. Probablemente podría acometer trabajos que no me desvincularan totalmente de mi profesión, o incluso podría seguir formándome mientras tanto para poder seguir actualizado en mi campo de actuación. Pero solo de pensar en volver a estar todo ese tiempo con ellos... nada vincula más a un padre con sus hijos que el propio roce diario.

    Las empresas vienen y van, el dinero también... pero un niño guarda el recuerdo de sus padres en un álbum de oro en su memoria. Esos recuerdos viajan siempre con ellos y somos sus referentes en su etapa de crecimiento. Cuantas más referencias nuestras tengan, más ricas son sus vivencias a nuestro lado.

    Bueno, como veréis tengo una visión muy personal como padre. Para mí la prioridad son mis hijos. Me puedo perdonar no ser el mejor profesional de la empresa, pero no me perdono que a mis hijos no se les llene la boca hablando orgullosos de todas las cosas que hacen con su papá, aunque sea a costa de estancar mi vida laboral.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sin duda, tus hijos estarán orgullosos de ti. Muchísimas gracias por tus palabras.

      Eliminar
    2. Miguel. Me siento muy identificada con tus palabras, el problema es que por un tema económico no puedo dejar de trabajar, pero día a día me mata la conciencia por no estar con mi hija en los momentos más importantes, especialmente cuando se enferma, lo único que ella quiere es estar conmigo y yo no puedo cumplir su deseo. Estoy pensando seriamente en dejar de trabajar y buscar algo que hacer en casa para ganar dinero y al mismo tiempo estar con mi hija. Es difícil la decisión, más aún como eata la economía, pero ya no puedo más con esta situación, no me deja trabajar tranquila. A veces dudo cuando la dejó en el jardin y me digo "ya ve a trabajar y olvida, todos los niños pasan por esto" pero en el fondo sólo quiero abrazarla y llevarla conmigo a casa. Es muy triste y no se que hacer...

      Eliminar
    3. Muchas gracias por tu aportación. La verdad es que es una decisión. Muy difícil

      Eliminar
    4. Muchas gracias por tu aportación. La verdad es que es una decisión. Muy difícil

      Eliminar
  7. En Austria la baja maternal es de hasta 30 meses, aunque lo normal es cogerse 1 aöo. La baja mínima obligatoria es de 8 semanas antes de dar a luz y 8 después (como mínimo de 16 semanas si viene un poco antes de la fecha prevista) y luego hay varias modalidades, 12 meses con el 80% del sueldo o 15,20 o 30 meses con una retribución fija (menor cuánto más largo sea el periodo). Lo gracioso es que lo pueden repartir entre los padres (aunque es poco común), yo pienso coger la que depende del sueldo porque me interesa más, y tal vez luego me incorpore a media jornada... pero depende del trabajo que tengas te interesará una variante más u otra. La verdad es que aquí las empresas hacen mucho por conciliar...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No sabía que en Austria fuera así, muchas gracias por esta información. Me consta que en este sentido estamos a la cola en Europa.

      Eliminar
  8. Hola a todos!!
    Ni trabajo ni mucho menos soy madre, soy estudiante y muchos pensaréis que soy aún muy joven para entrar en este debate, pero me interesa bastante cualquier tema relacionado con la educación.
    En mi opinión, creo que este es un tema que se puede combinar fácilmente, ya que el puesto de trabajo de una persona hace que esta se realice y sea autosuficiente. Por otro lado, pienso que es muy importante que los niños tengan una base familiar sólida, es decir que crezcan felices y que cuando sean mayores tengan un bonito recuerdo de sus padres jugando con ellos, cuidándoles, yendo en bici...etc. Según dicen muchos la niñez son los cimientos de la vida.
    Por tanto, cuando yo sea madre, espero poder incorporarme al trabajo lo antes posible. También he de decir que las circunstancias y los trabajos varían mucho. No quiero tener que dejar a mis hijos con una cuidadora desde las 8h de la mañana hasta las 9h de la noche. Si tuviera un trabajo de este tipo, claro que lo acabaría dejando o me pondría media jornada.
    Por otro lado pienso que seguimos en una sociedad muy machista, y que nos seguimos asombrando cuando un padre se coge la baja maternal, cuando en el resto de países es algo normal y corriente.

    Seguramente es mucho más complicado de lo que imagino, ya que carezco de inexperiencia, y lo mismo en un futuro cambio mi visión sobre este tema.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  9. Hola a todos, yo no soy madre y esta es una duda que se me plantea siempre. Creo que por una parte es necesario "escapar" un poquito de la "rutina" de estar en casa con los niños y que es bueno tanto para los padres como para los hijos. Creo que sin dejar de trabajar, además de dedicarles todo el tiempo libre, tendría la ventaja de poder hacer una serie de cosas que sólo con un sueldo no podría realizar.
    Un saludo

    ResponderEliminar
  10. La media jornada sería ideal. Pero no todas las economías, ni los trabajos lo admiten.

    ResponderEliminar