Buscar este blog

domingo, 8 de junio de 2014

Debate: ¿ a favor o en contra de las extraescolares?



Cada vez, en nuestra sociedad, se les exige más a los niños con respecto a sus conocimientos. La competitividad entre unos y otros se fomenta. Los horarios no ayudan a poder conciliar vida familiar y laboral y, por tanto, los padres se ven obligados a cubrir las horas que no pueden estar con ellos. Y como resultado a todo esto una lista interminable de posibilidades para apuntarles después del colegio y fines de semana, además de los deberes que les mandan. Chino, padel, inglés,.. Y todo lo que podamos imaginar...
Desde otro punto de vista las actividades extraescolares pueden ser muy beneficiosas para los niños en cuanto a relaciones interpersonales,  cuidado del cuerpo,...Además son como esponjas y hay algunos aprendizajes que deben asimilar desde pequeños y más tarde sería más difícil. Yo misma, como maestra he recomendado a muchos padres apuntar a sus hijos a alguna extraescolar, en función de las características del niño. Por ejemplo el teatro es muy beneficioso para los niños tímidos, la danza para la coordinación y control del cuerpo, el fútbol para fomentar el trabajo en equipo...
Pero...¿ qué opináis vosotros? ¿ apuntáis a vuestros hijos a extraescolares o por el contrario preferís que jueguen más en su tiempo libre? ¿ cuántas horas a la semana?

Como siempre os dejo dos artículos para reflexionar sobre ello.

En contra http://www.elmundo.es/espana/2014/05/26/53823529268e3e2b728b457b.html
A favor http://www.forumlibertas.com/frontend/forumlibertas/noticia.php?id_noticia=24359




Ahora os toca a vosotros participar como lo estáis  haciendo hasta ahora. Muchas gracias.

6 comentarios:

  1. Estoy de acuerdo con Catherine L'Ecuyer en que hay que evitar la sobreestimulación y dejar suficiente tiempo libre para que los niños puedan elegir libremente o jueguen sin presiones.
    Pero, no me parece que ese tiempo libre sea incompatible con participar de algunas actividades extraescolares. Creo que, como suele pasar, lo importante es encontrar el equilibrio y centrarse en las necesidades del niño.
    Gracias por los artículos, siempre es interesante leer la opinión de los expertos sobre temas tan cotidianos pero trascendentes :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo creo que, en primer lugar, debe ser elegida por el niño. Que sea una actividad placentera para él, de hacer lo que quiere después de la obligada asistencia a la escuela que no elige...
      En segun lugar, como ya se ha apuntado, que tengan un ritmo tranquilo, no excesivo a veces pueden volverse 'esrtesantes' para el niño e incluso para sus padres..
      .Y por último, aún entendiendo que esto a veces es difícil, evitar elegir éstas en función de nuestras propias necesidades horarias. Incluso hay madres dedicadas a su hogar, sin el agobio de un trabajo, que optan por esa socialización primaria en la que se sienten reconfortadas porque su hijo va a estar con otros niños, en lugar de pensar que le queda toda la vida para ello y una etapa muy corta para disfrutar del juego y de las experiencias insustituibles con los más cercanos, en familia.
      Ante todo, los niños deben tener tiempo y ocasión de ser niños que jueguen, rian, vean un rato los dibujos animados... y disfruten tambien de tiempo en casa.

      Eliminar
    2. Me gusta esa visión de apuntarles no sólo por nuestro trabajo y las horas que no podemos estar con ellos sino también como vía de socialización.
      Y lo de que los niños deben de ser niños....indiscutible

      Eliminar
  2. Pues yo opino... Porque a veces se le mete a los niños a todas las extraescolares habidas y por haber para que estén ocupados.

    Pues, siempre y cuando les resulte divertido puede tener una o dos... Pero si lo que supone es un sacrificio y que no le aporte nada. Pues no.

    Y después depende de cada niño... que es que parece ser que todos los niños tienen que jugar al fútbol (y ser los mejores jugando al fútbol) y todas las niñas a ballet (y ser tal cual como sílfides)
    Ni una cosa ni la otra... Y no hay ningún problema que a un niño le guste el ballet, o quiera aprender clacket. Ni que una niña quiera ser defensa en un equipo.

    O les encanten las obras de teatro... o el boxeo, taekwondo... etc. O iniciación a la alfarería)

    (joer, qué a gusto me he quedado)

    ResponderEliminar