sábado, 23 de abril de 2016

El Baby Led Weaning o cómo introducir el sólido sin pasar por los purés

En mi trabajo como psicopedagoga, me encuentro con muchas consultas acerca de los hábitos de alimentación y una, muy recurrente,  es la que me plantean los padres preocupados porque su hijo no quiere comer sólido, con dos años sigue prefiriendo los purés.

Un error,  muy típico, es alargar en exceso a introducción del sólido. Unas veces por comodidad ( es más rápido y más fácil dar un puré), otras por miedo ( esperan a que les salgan todos los dientes a los niños para que puedan masticar y no se atraganten) y otras porque creen que con el puré se alimentan mejor y comen más cantidad.

Yo recomiendo introducir el sólido en función de la aparición de la motivación del niño por probarlo, aproximadamente en torno a los seis meses, aprovechando el momento en el que nosotros comemos. Los colores, las diferentes texturas, sabores...les llamarán la atención y esa curiosidad crecerá para ampliar la variedad de alimentos que comen, siempre de una manera complementaria a la leche materna o la leche de fórmula, dependiendo de cada opción personal, y el puré.  Comenzando con alimentos más blanditos, que se deshacen, hasta llegar a trocitos pequeños que pueden masticar. Respetando la introducción paulatina de los alimentos por la identificación de las alergias e intolerancias.

Esto que comento no va muy desencaminado hacia lo que propone el Baby Led Weaning, una nueva corriente bastante extendida en Estados Unidos y que comienza a extenderse por Europa.

Sus características son las siguientes:


  • Introducción de los alimentos sólidos  a partir de los seis meses sin pasar por el puré. Los alimentos no se trituran, se dan en trozos lo suficientemente grandes para que el niño pueda cogerlos y llevárselos  a la boca sólo 
  • Es complementario a la lactancia materna prolongada
  • No se les pone plato ni cubiertos, de lo que se trata es que el niño explore los alimentos con las manos y la boca, de manera que sea consciente de las texturas que va probando. El descubrimiento a través de la exploración es el objetivo
  • Hacerle partícipe de su propio aprendizaje, que sea activo, no pasivo como en el caso del puré.
  • Involucrarle en las comidas familiares, que nos tome como modelo. No hay que hacer otra comida, come lo que el resto de la familia.
  • Se sigue la misma progresión de introducción de alimentos que recomiendan los pediatras: cereales, verduras, hortalizas, pollo, carne,....
  • Aunque no tengan dientes se puede hacer, pues los niños pueden masticar con las mandíbulas.
  • Tiene base científica y está recomendado por la OMS
Poniendo un poco de humor al asunto, sin duda, muchos abuelos se llevarán las manos a la cabeza cuando lo vean. Comentarios como " con el puré come más y mejor y es más rápido " " menuda guarrería está haciendo, lo está poniendo todo perdido" " se va a atragantar...!!!!"....etc.




Teniendo en cuenta todo esto, me gustaría que quien lo esté practicando nos cuente su experiencia en los comentarios y nos ilustre al respecto.
También me gustaría plantear la siguiente pregunta: ¿ es viable en las  Escuelas Infantiles? ¿ de qué manera habría que cambiar el modelo actual? ¿ estaríamos dispuestos a que las cuotas se encarecieran por el incremento de personal, puesto que no es lo mismo hacerlo con un niño que con 8 ( bebés) o 15 (1-2)?


Espero vuestros comentarios y experiencias.






19 comentarios:

  1. Yo empecé con los purés pero una amiga me recomendó que lo probara. Con 8 meses le di a probar pescado, le encantó... se rebozo un poco pero en una semana aprendió el truco. Desde el año come lo mismo que nosotros (sin sal). El pediatra aquí recomienda introducir todos los grupos de alimentos desde el principio. Pescado, huevo legumbres etc desde que se empiece con la alimentación complementaria. Por otro lado creo que no es una moda... es lo que se hacía antes, nuestras abuelas no tenían batidora y estoy segura de que no cocinaban "especial" para el bebé.
    Ahora con 20 meses come con cuchara sin problemas.
    A mí me recomendaron ver si tenía interés y desde que se puedan mantener sentados en la trona al menos un rato,enseñarles la comida acercarles un poco para ver cual es su reacción.

    ResponderEliminar
  2. La educación es muy intuitiva y ellos, los niños, nos van marcando los pasos. Muchas gracias por tu comentario Eugenia

    ResponderEliminar
  3. Mi niña tiene casi tres años. Alrededor de los 6 meses empecé con mucha ilusión la etapa de la introducción de alimentos( aparte de la leche materna) . Mi ilusión se desvaneció en breve ya que no existía papilla de cereales( y he probado casi todas marcas del mercado) que le guste a mi entonces bebé. Siguiendo la receta del pediatra empecé a elaborar los purés...no me podía haber ido peor. Mi bebé escupía todo...y si le forzaba vomitaba... Estaba desesperada pero como seguía con la lactancia materna me decía a mi misma que mi leche le alimenta y que los otros alimentos son parte de la alimentación complementaria ( o sea no tan importante) . Día tras día...semanas... intenté todo el tipo de purés, papillas, potitos, marcas distintas de leche en polvo...y nada...mi bebé no quería ni verlos...Me daban mucha envidia los padres que con dos cucharas de puré alimentaban a su bebé...los que abrían un potito en el parque y sus hijos se lo comían entero...Mi niña tenía más de 6 meses y no comía nada mas que pecho. Bueno...a la vez que rechazaba los purés me miraba con mucho interés cuando yo comía algo...así qué,¿ porque no ? empecé a darle de la comida que yo masticaba...Sé que puede parecer asqueroso, poco higiénico etc...pero mi niña se comía una pera entera de esta manera...jamón York..etc La misma fruta pasada en puré la escupía...Poco después empecé a cortarle la comida en trocitos muy pequeños y dárselos con la mano ( no con la cuchara) ella también las cogia con la mano..garbanzos, judía verde etc..a los 8 meses se comía un melocotón entero , sin trocearlo, y nos daba el hueso. Le encantaba comer lo que comíamos pero prefería cosas variadas en el mismo plato y ella con la mano se los comía. La verdad es que yo no media lo que mi niña estaba comiendo ya que seguía con la leche materna y la niña cogia peso y estaba sana y feliz...poco a poco ha empezado a utilizar los cubiertos...y ahora...con casi tres años come de todo: en plato y usa los cubiertos aunque al probar algo nuevo le gusta cogerlo con la mano:) ...nunca se ha atragantado ...Tuve que darle comida sólida porque era lo que a ella le gustaba...no porque era un"nuevo método"( ni siquiera sabia que existe un súper método ) , una moda o por ser diferente...Los purés son muy buenos para los niños que los prefieren..el paso de los purés a la comida sólida tiene que ser natural y poco a poco.No es algo que puedas decir: mañana pasamos a sólido..¿Que tiene de malo que un niño coma puré con 3 años si a la vez come hamburguesa o pasta? La obsesión por pasar o no a la comida sólida con una edad especifica presiona al niño y a los padres pudiendo acabar como un problema...El niño que rechace la comida sólida, los padres que se estrésen y después El Niño utilice la comida como herramienta de manipulación.
    Después de haber dado de comer a mi niña comida sólida y no matarla, practicar el colecho y no asfixiarla por aplastamiento, cogerla en brazos y nunca dejarla llorar... puedo decir que en todas las decisiones que los padres tomamos con respeto a nuestros hijos si se utiliza el sentido común y observamos lo que nuestros hijos intentan decirnos desde que nacen.. No necesitamos
    Métodos maestros para alimentarlos, dormirlos, enseñarlos a hablar etc... El amor y la paciencia es el único método que vale para todos los niños...

    ResponderEliminar
  4. Trabajo en una escuela infantil en la que se respeta la opción de cada familia. Personalmente me parece que depende más del niño que de la elección por "principios" de los padres. Tenemos varias familias que han optado por este tipo de alimentación y la realidad es que hay casos en que ha funcionado fenomenal y casos en los que está siendo, no solamente un fracaso, si no un extra de preocupación para los padres. Los niños necesitan masticar para favorecer la salida de los dientes y es genial ofrecer alimentos sólidos como complemento alimenticio pero también podría ser precisamente el complemento al alimento triturado. En mi humilde opinión el sentido común debe ser la pauta a seguir. Si algo no funciona, pues habrá que probar otra cosa. Igual que ocurre con el colecho o con la lactancia prolongada, puede ser una buena idea mientras no suponga un problema para otras cosa; en el momento en el que una manera de hacer supone un suplicio para alguno de los miembros de la familia deberíamos repensar si hay otras posibilidades.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Totalmente de acuerdo con tu opinión. De hecho, ese es uno de los argumentos que utilizo en mis consultas " si supone un problema...hay que buscar otra opción ". A veces nos empecinamos con que tenemos que hacer las cosas de una manera determinada porque nos han dicho que es lamedor opción, pero con nuestro hijo no vale. En educación tenemos un abanico de recursos bastante amplió, debemos ir probando y ver cuál es el que mejor se adapta a nuestro hijo, cuál funciona...muchísimas gracias por tu opinión

      Eliminar
  5. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  6. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  7. https://youtu.be/vKioOmhIfGU ese video explica todo!

    ResponderEliminar
  8. Yo trabajo en la escuela infantil municipal A Caracola ( A Coruña) y llevamos 2 años haciendo BLW

    http://periodicos.edu.coruna.es/eimacaracola/2016/02/25/por-que-baby-led-weaning-blw/
    (mirad el video en nuestro blog)

    No podemos estar más que satisfechas por el cambio que realizamos y esperamos que se extienda en un futuro próximo entre las familias y otras escuelas.

    Es necesario cambiar el planteamiento que se tiene de centro, sin dar prioridad a las prisas y respetar el ritmo de cada niño. Ahí creo que está el quid de un posible fracaso.

    A partir de los 6/7 meses se inicia la alimentación complementaria y hay q tener muy claro q la leche (materna o de formula) sigue siendo el alimento principal y que la introducción de nuevos alimentos se hace paulatinamente.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Beatriz muchas gracias por tu aportación. Habéis tenido que incorporar a alguna persona más a la plantilla para atender mejor las necesidades de los niños? Me gustaría conocer más a fondo estos cambios que habéis tenido que hacer. Es imoortante como bien dices que poco a poco se pueda extender estå práctica.Muchas gracias

      Eliminar
    2. Beatriz muchas gracias por tu aportación. Habéis tenido que incorporar a alguna persona más a la plantilla para atender mejor las necesidades de los niños? Me gustaría conocer más a fondo estos cambios que habéis tenido que hacer. Es imoortante como bien dices que poco a poco se pueda extender estå práctica.Muchas gracias

      Eliminar
    3. No hemos tenido que realizar ningún cambio, bueno sí... de mentalidad... de romper con lo que se supone hace todo el mundo. Nos hemos topado con la oposición de algún pediatra que no se actualiza ni tiene formación en nutrición y que crea desconcierto en las familias que se interesan por este modelo.

      Hasta hace no mucho todos comíamos así... esta sociedad no respeta al que quiere hacer las cosas de manera diferente... aunque sea respetuosa hacia la infancia y las personas que trabajamos con niños.

      Incluso el mismo gremio de profesionales... se opone o no colabora porque hay que cambiar de mentalidad y cuestionarse nuestro hacer diario... salir de la zona de confort es difícil.

      Os dejo un par de enlaces del 13º Curso de Actualización AEPap de Febrero 2016, para que comprobéis como los profesionales de atención primaria recomiendan el BLW como modelo de autoregulación... frente al poder de la cuchara.

      El paso de la teta a la mesa sin guión escrito. Baby led weaning: ¿ventajas?, ¿riesgos? Parte 1.
      https://vimeo.com/156004263

      El paso de la teta a la mesa sin guión escrito. Baby led weaning: ¿ventajas?, ¿riesgos? Parte 2.
      https://vimeo.com/156004264

      Eliminar
    4. Muchísimas gracias por tu aportación y cómo lo has documentado. Es bueno que la gente conozca otras opciones

      Eliminar
  9. Me encanta el método y como educadora lo veo viable y recomendable en la Escuela. Lo hice con mi hija y actualmente a sus casi 3 años es una gran comedora.

    ResponderEliminar
  10. Me encanta el método y como educadora lo veo viable y recomendable en la Escuela. Lo hice con mi hija y actualmente a sus casi 3 años es una gran comedora.

    ResponderEliminar
  11. Yo llevo este mes haciendo BLW con Luz. La verdad es que está feliz y nosotros más de ver qué autonomía y determinación tiene con 6 meses.
    Te recomiendo varios libros sobre este tema : mi niño no me come (de Carlos González), se me hace bola (de Carlos Basulto), tu hijo sabe comer solo (de Mayka Martin) y aprender a comer solo (de Lidia Folgar). Recomiendo también hacer formación presencial u online con especialistas como Carlos Basulto. Él y Lidia son nutricionistas con mucha experiencia, que basan sus palabras y consejos en base científica. Además, en Cataluña se ha editado una guía de nutrición infantil que se puede descargar gratuitamente.
    Es cierto que a nivel pediátrico, todavía no hay mucho conocimiento de este método. Pero realmente, por regla general, los pediatras no saben de nutrición (ni las enfermeras tampoco). Sin embargo, hay una médico que vive en Canarias y se llama Susej que tiene consulta online además de hacer difusión por redes sociales.
    Después del tiempo que llevo investigando y practicando el método, yo diría que lo importante es :
    -Entender que lo importante no es que el niño coma, sino que disfrute comiendo.
    -Mantener la lactancia materna (o en su defecto artificial) tanto tiempo como se pueda (actualmente recomiendan hasta los dos años) puesto que es la fuente principal de nutrientes y calorías. -
    -Respetar los ritmos del niño y tener paciencia.
    -Tener claro que somos su modelo SIEMPRE. Si tú comes y siempre hay opciones saludables en casa, el niño comerá.
    -Aprender como padres y maestros sobre cómo presentar los alimentos, qué opciones son válidas a cada edad, qué precauciones hay que tener y qué hay que hacer en caso de accidente.
    -Y por último, pero no menos importante, ser muy conscientes de que lo que más alimenta es el amor, la comunicación y un ambiente cálido en el hogar.

    ResponderEliminar